Share:

Uno de los principales institutos de investigación científica de China suspendió a un académico después de descubrir que su lenguaje de programación “desarrollado de forma totalmente independiente” se basaba en un precursor muy utilizado, Python. 

Liu Lei, un investigador del Instituto de Tecnología de la Computación (ICT, por sus siglas en inglés) de la Academia China de las Ciencias, anunció la semana pasada que su grupo de investigación desarrolló de manera “independiente” un nuevo lenguaje de programación, llamado Mulan en honor a la legendaria heroína, y lo promocionó como para tener “aplicación para la inteligencia artificial y el internet de las cosas”. 

Días después, Liu escribió una disculpa a los medios nacionales por “exagerar” sus logros. Admitió que Mulan se basó en Python, un lenguaje de programación cuyos componentes están disponibles gratis bajo una licencia de “código abierto”, y diseñado principalmente para enseñar programación a niños, no para aplicaciones de inteligencia artificial. 

El caso se produce cuando China renueva su impulso por las tecnologías desarrolladas en el país frente a las amenazas de EU de cortar la cadena de suministro de tecnología del país. El año pasado, Pekín dio a todas las oficinas gubernamentales el ambicioso objetivo de eliminar la tecnología extranjera en tres años. 

El domingo, el ICT anunció la suspensión de Liu, mientras “se disculpaba por la influencia perjudicial” que provocó el caso.  “Etiquetar proyectos como ‘desarrollados independientemente’ a veces es un requisito para solicitar financiamiento del gobierno”, dijo Wang Hanyang, fundador de GAAS, un proyecto de software de drones de código abierto. 

“Eso no significa que un proyecto tenga que reinventar la rueda, sino que todavía se puede utilizar en el escenario de que China está aislada del mundo exterior. China necesita tecnologías para tal eventualidad, incluso si esas tecnologías no son tan buenas como las de uso internacional “, agregó Wang. 

Durante el año pasado, el gobierno de EU desplegó una serie de sanciones a las exportaciones de las empresas chinas de tecnología, por ejemplo, cortó la división de smartphones de Huawei de las aplicaciones móviles de Google.  Pero las sanciones estadunidenses a las exportaciones tienen una exención para proyectos de código abierto como Python, que son diseñados para estar disponibles para todos sin costo alguno. El gobierno chino dijo que quería que los ingenieros nacionales se involucraran con los proyectos de código abierto, en parte para protegerse de las restricciones comerciales.

Fuente: milenio.com

Please follow and like us:
Share: