Share:

A la hora de navegar por Internet son muchas las amenazas que podemos sufrir. Hay muchos tipos de malware que pueden poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros sistemas. Son los piratas informáticos quienes buscan constantemente la manera de atacar. Utilizan para ello diferentes trucos que pueden saltar la seguridad de nuestros equipos. En este artículo vamos a explicar cuáles son las técnicas de hacking más habituales que pueden usar en nuestra contra. También daremos consejos para protegernos.

Técnicas de hacking más habituales

Como hemos mencionado los ciberdelincuentes llevan a cabo diferentes técnicas que pueden poner en riesgo nuestra seguridad. Utilizan ciertos mecanismos para captar la atención de la víctima y, en definitiva, lograr sus objetivos de atacar nuestra seguridad y privacidad.

Para que esto sea posible tienen que realizar técnicas novedosas  que puedan superar las herramientas de seguridad que utilizamos. Existe un gran abanico de posibilidades, como podemos imaginar. Vamos a explicar en qué consisten estas técnicas y cuáles son las más habituales.

Phishing

Sin duda una de las técnicas de hacking más utilizadas por los piratas informáticos es el Phishing. Como sabemos consiste en enviar un mensaje, un correo, a la víctima para captar su atención y robar las contraseñas y credenciales de acceso. Suelen utilizar mensajes de alerta, algún premio o cualquier cosa que realmente haga que el usuario entre en el enlace.

La cuestión es que esos enlaces llevan a sitios que han sido creados para atacar. Simulan ser una página legítima donde la víctima inicie sesión, pero en realidad esos datos van a parar a un servidor controlado por los piratas informáticos.

Archivos adjuntos maliciosos

También muy relacionado con el correo electrónico está la técnica de los archivos adjuntos maliciosos. Los ciberdelincuentes pueden enviar un correo con algo atractivo para indicar a la víctima que descargue o abra un archivo que han adjuntado. Puede ser un documento de texto, una imagen, un PDF…

Cuando la víctima abre o se descarga ese archivo adjunto malicioso se infecta su equipo. Esto es algo que utilizan mucho los ciberdelincuentes y hay que cuidar al máximo. Siempre debemos utilizar el sentido común.

Robo de cookies

Los ataques al navegador son muy frecuentes. Hablamos del robo de cookies, inyectar código malicioso para redirigirnos a páginas que puedan ser un peligro, colar extensiones falsas, etc. El robo de cookies es muy utilizado para obtener información y datos de los usuarios. Una manera más que tienen los piratas informáticos de lucrarse en la red.

Ya sabemos que hoy en día nuestra información en Internet tienen un gran valor. Muchas empresas de marketing buscan la manera de obtener esos datos para meternos en campañas de Spam, enviar anuncios orientados o incluso venderlos a terceros.

Keylogger

Esta es otra técnica de hacking que pueden utilizar para robar nuestras contraseñas. Como sabemos el objetivo en este caso es robar una vez más nuestras contraseñas. Nos cuelan un software malicioso que se denomina keylogger y tiene la función de registrar todas las pulsaciones de teclas que hagamos. Así podrían recopilar las claves y credenciales y acceder a nuestras cuentas.

Los keyloggers están muy presentes en dispositivos móviles, pero también en equipos de escritorio. Hay que tener herramientas de seguridad que nos ayuden a evitar estas amenazas.

Ataques DDoS

Los ataques DDoS son muy utilizados también por los ciberdelincuentes en la red. Los utilizan para llevar a cabo denegación de servicios. Pueden bloquear el buen funcionamiento de los sistemas y hacer que estén inoperativos.

Cada vez más atacan dispositivos IoT. Como sabemos son todos aquellos equipos que están en nuestros hogares conectados a Internet, como pueden ser una televisión, bombillas, dispositivos para reproducir vídeos…

En definitiva, estas son las principales técnicas que pueden utilizar los piratas informáticos para realizar ataques en la red.

Técnicas de ataques comunes

Cómo protegernos de los ataques cibernéticos

En primer lugar es fundamental el sentido común. Hemos visto que algunas amenazas llegan después de que hayamos descargado software malicioso, abierto algún archivo adjunto peligroso, etc. Es vital tener sentido común y evitar todo esto.

También será esencial contar con herramientas de seguridad. Un buen antivirus puede evitar la entrada de malware que ponga en riesgo nuestros dispositivos. Necesitamos contar con software que pueda proteger nuestros sistemas.

Por último, algo igualmente fundamental es mantener los sistemas actualizados. A veces surgen vulnerabilidades que son aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es necesario que tengamos los últimos parches y actualizaciones instalados.

Fuente: redeszone.net

Please follow and like us:
Share: